Nueva zapatilla inteligente valenciana previene lesiones y ayuda a correr

Valencia.– Dos graduados de la Universitat Politècnica de València, un ingeniero eléctrico y un podólogo, han diseñado y preparan la comercialización de una zapatilla inteligente que enseña a correr mejor y previene lesiones mediante la implantación de un dispositivo electrónico implantado en el calzado.

El proyecto ha recibido el premio European Accelerator, que entrega el Ateneo Mercantil de Valencia, y facilitará a estos emprendedores servicios de asesoría valorados en 10.000 euros, contactos con más de 35.000 empresas en Bruselas y la hoja de ruta de internacionalización de la empresa; el galardón reconoce su carácter innovador, con un «binomio perfecto entre salud y nuevas tecnologías».

Según los datos a los que ha tenido acceso EFE, Alejandro Catalá, graduado en Ingeniería Eléctrica por la Universitat Politècnica de València -actualmente cursa el Máster Universitario en Ingeniería de Sistemas Electrónicos de esta institución-, y Néstor Cervera, podólogo especializado en el ámbito del deporte, han desarrollado el proyecto a través de su empresa Smart Footwear Sport (SFS).

La zapatilla ideada por Alejandro y Néstor enseña a correr mejor y previene lesiones gracias a un dispositivo electrónico que permite medir la biomecánica de cada usuario y la forma de caminar -tanto de jóvenes como de gente mayor- en su entrenamiento diario fuera de una clínica.

Los datos recogidos por este dispositivo son analizados posteriormente en una aplicación, lo que permite personalizar el calzado para que muestre al usuario cómo realizar la actividad.

“Nuestro objetivo es prevenir lesiones, enseñando cómo debe hacer la actividad de la forma más correcta y adecuada a su cuerpo en particular. No existe un patrón perfecto, cada persona tiene sus peculiaridades que han de ser analizadas y esto es lo que aporta el calzado SFS”, apunta Néstor Cervera.

SFS nació a partir de una idea de Néstor Cervera, quien explica que en su experiencia al frente de una clínica observó que las plantillas al deformarse ya no tenían el mismo efecto y era muy difícil saber si estaban siendo eficaces.

“Entonces surgió la necesidad de enseñar a los usuarios a correr de forma correcta para así prevenir las lesiones y no tener que depender de si las plantillas hacen efecto o no. Por ello investigué cómo hacerlo y vi en la electrónica la solución ideal. Fue en ese momento cuando le propuse la idea a Alejandro, y hasta hoy”, destaca Néstor.

Ambos emprendedores vieron la necesidad de asesorarse para poder crecer y validar tanto el producto, como el precio, el mercado y el modelo de negocio, “y el ecosistema StartUPV nos ofrecía esta posibilidad. Está siendo como nuestro hermano mayor que nos va indicando el camino correcto para impulsarnos, algo que si lo hiciéramos por nuestros propios medios nos llevaría mucho más tiempo”, destaca Alejandro Catalá.

Como objetivos a corto y medio plazo, estos amigos y emprendedores valencianos trabajan en el lanzamiento al mercado en los próximos meses de la primera tirada de mil pares de su calzado inteligente SFS, con la que comenzar a abrir canales de venta a nivel europeo. EFE

jfg/cbr/mc/ram

0 0 vote
Valora Publicación
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments