Crosscall Trekker-X4, el smartphone ultrarresistente con GoPro -Tecnología
Anuncios

Crosscall Trekker-X4, el smartphone ultrarresistente con GoPro

crosscall-camara

crosscall-camara

Crosscall Trekker X4, es el nuevo smartphone ultrarresistente que incorpora una camara ‘GoPro’.

Móviles cada vez más delgados, pantallas infinitas y paneles plegables. Esa es la tendencia del mercado de smartphones que se ha dejado ver estos días durante el Mobile World Congress de Barcelona, sin embargo, la compañía francesa Crosscall va a contradirección, con una estrategia completamente distinta.

El diseño de sus teléfonos se centra en que sean duraderos, resistentes y estancos, lo que le convierten en más grandes y pesados que un smartphone al uso. No son para todos los públicos, pero llegan para ofrecer «algo diferente al usuario», según explica María Jesús Tamayo, la directora de España y Portugal de Crosscall, a elEconomista.es.

Están concebidos para ofrecer «las últimas prestaciones técnicas en su móvil, pero además la tranquilidad de tener un dispositivo resistente que le acompaña todo el día en su actividad al aire libre», por ello, su público objetivo son profesionales de la construcción, transporte, instalaciones, agricultura, pesca o seguridad; mientras que a nivel usuario se centran en las personas de «vida activa, que les gusta pasar su tiempo libre viajando, descubriendo lugares, realizando todo tipo de deportes outdoor», reconoce Tamayo.

Pese a tener diez años de experiencia, llegaron hace unos meses a España, donde cuentan con tres smartphones en su catálogo: Action-X, Core X-3 y Trekker-X4, siendo este último el más atractivo de todos al montar una cámara de acción como lente principal del teléfono.

¿Por qué salir con la mountain bike con tu smartphone y una GoPro si puedes tener ambas en el mismo dispositivo? Ese es el planteamiento de la compañía en el Trekker-X4, un smartphone con una pantalla de 5,5 pulgadas, una batería de 4.400 mAh y una doble cámara de acción integrada de 12 megapíxeles, lente angular y posibilidad de grabar vídeo en 4K a 30 fotogramas por segundo (fps). Y todo, bajo una protección exterior para aguantar todo tipo de golpes.

Lo primero que llama la atención del terminal es su tamaño. Con unas dimensiones de 162,6 mm de alto, 82 mm de ancho, 12,85 mm de grosor y un peso de 250 g, el Trekker-X4 es complicado de llevar en el bolsillo, pero esa no es la función para la que está concebido. El smartphone está diseñado para exteriores, por eso aguanta caídas -hasta en seis posiciones distintas- de dos metros de altura gracias al refuerzo en los laterales en goma y las barras laterales de aluminio, que hacen que sea fácil de sujetar. Asimismo, soporta estar sumergido a 2 metros de profundidad durante 1 hora y rinde a temperaturas extremas entre -25 y 50 grados centígrados.

Aunque rinde con fluidez, la apuesta por el procesador Snapdragon 660 de Qualcomm y 4 GB de RAM en ocasiones se queda corta para gestionar la capacidad fotográfica del terminal. El teléfono cuenta con la aplicación propia X-Cam, una aplicación que permite editar y realizar de forma fácil vídeos de acción directamente en el teléfono, eso sí, se agradecería algo más de fluidez en ella. Más allá de la posibilidad de editar y montar vídeos, en la propia aplicación se puede determinar el ángulo de visión, así como el tipo de vídeo que se desea grabar.

Con la idea de ser la herramienta definitiva para pasar el jornada al aire libre, cuenta con la aplicación X4-Sensors, que permite al usuario conocer el estado de los diferentes sensores del smartphone. Asimismo, se podrá conocer la temperatura del entorno, la humedad, la presión del aire, radiación; amén de otros más habituales como brújula, GPS o sistema Galileo.

Otra particularidad del terminal, todos los smartphones de la compañía incorporan la tecnología X-Link en la parte trasera, un conector magnético que permite sujetar el terminal,transmisión de energía y de datos con los accesorios de la marca.

«Ofrecer algo diferente»

Tamayo reconoce que han puesto «el foco en una tipología de producto para unas necesidades concretas (…) buscamos la innovación para poder satisfacer necesidades existentes en el mercado que no están aún cubiertas por ninguno de los grandes fabricantes».

El terminal, que se puede encontrar en tiendas por 640 euros, lo tendrá difícil para competir contra los smartphones al uso pero la responsable en España explica que están en en conversaciones con otros muchos canales minoristas para poder ofrecer su catálogo tanto al entorno corporativo como de particulares.

«El mercado español es clave en la expansión internacional de la compañía. Al igual que en Francia, aspiramos a ser el fabricante de referencia para usuarios, profesionales y particulares, que buscan las últimas prestaciones técnicas en su móvil, pero además la tranquilidad de tener un dispositivo resistente que le acompaña todo el día en su actividad al aire libre», explica Tamayo, quien apunta a que «llevamos unos meses desarrollando la actividad comercial en España.

Tenemos ya acuerdos de distribución con dos mayoristas –Esprinet e Interbox– y con un operador móvil -Yoigo-. Además trabajamos para proyectos especiales para empresas con Telefónica y varios integradores. Nuestros productos están disponibles ya en algunos retailers y e-tailers de electrónica de consumo como Media Markt, Phone House, Worten, Amazon o PC Componentes».

Anuncios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín Tecno