Esta inteligencia artificial es capaz de hacer 600 tareas en cualquier momento

Gato, fue el nombre que le dieron a este sistema sus creadores, quienes pertenecen a Deepmind, una empresa desarrolladora de inteligencia artificial que fue adquirida en 2014 por Alphabet, cuya filial principal es Google.

Se trata de una tecnología con inteligencia artificial que es capaz de realizar hasta 604 actividades diferentes.

Entre sus actividades se encuentran, subtitular imágenes describiendo su contenido, jugar diferentes videojuegos como Atari u organizar cajas y/o elementos en bloques por medio de un brazo robótico.

Esta inteligencia artificial utiliza tecnología de los modelos de lenguaje que son los mismos sistemas utilizados en el desarrollo de asistentes de voz como Alexa o Google, que por medio de un un comando hablado llevan a cabo la orden dirigida por el usuario.

El funcionamiento de “Gato” consiste en la recopilación de datos agrupados en bloques o series de tokens que posteriormente se procesan con una red neuronal. Este tipo de red es un modelo informático que intenta operar de manera similar a como lo hacen biológicamente las neuronas cerebrales.

Con esta innovación se espera acercar a la llamada inteligencia artificial general, la cual puede ser capaz de aprender de una manera similar a como lo hacen los seres humanos para resolver problemas de acuerdo al contexto o entorno.

Lo anterior porque las formas de inteligencia artificial que ya se usan actualmente en el funcionamiento de redes sociales, plataformas y el internet de las cosas, cumplen con actividades concretas, es decir que no están programadas para adquirir información del medio ambiente.

Por ejemplo, los algoritmos de IA utilizados para el funcionamiento de redes sociales o los servicios de entretenimiento en la nube, son únicamente capaces de mostrar publicaciones y sugerencias de contenido basados en las búsquedas anteriores de sus usuarios. Lo que se le conoce como inteligencia artificial débil.

DE INTERES
Predicciones para 2020: Preparando el camino para la próxima década de datos

Se le ha dado este nombre porque dichos sistemas de inteligencia artificial que ya operan actualmente, no procesan información con los mismos mecanismos de aprendizaje que los cerebros humanos o de otras especies de animales, lo que les impide realizar diferentes actividades de manera espontánea.

Sin embargo, un aspecto crucial de Gato es que con la misma programación que le fue incorporada, realiza cientos de tareas distintas. Según sus autores “puede percibir y actuar con diferentes comportamientos en una gran variedad de entornos utilizando una única red neuronal con el mismo conjunto de factores”.

Según los investigadores con el desarrollo de este tipo de sistemas de inteligencia artificial general, es posible continuar entrenando agentes tecnológicos que sean capaces de desarrollar un gran número de tareas y con algunos pocos datos adicionales puedan desarrollar de manera óptima un número aún mayor de actividades.

Comments are closed.