El deepfake nos está ganando la partida

El deepfake nos está ganando la partida

Por mucho que agudices la vista, por bueno que seas quedándote con las caras y por más que entrenes, asúmelo, es probable que no puedas ganarle la partida al deepfake. Tras realizar varios experimento con retratos ficticios, generados por inteligencia artificial (IA), un grupo de investigadores ha llegado a la conclusión de que «cazamos» las imágenes falsas menos de la mitad de las veces.

Sus experimentos demuestran que solo acertamos en el 48,2% de las ocasiones, lo que significa que —al menos desde un punto de vista teórico y de pira estadística— tendríamos más probabilidades de dar en el clavo si nos lo jugásemos a cara y cruz y lanzásemos una moneda al aire.

En una segunda prueba los científicos cambiaron ligeramente las reglas de juego: se dio a los participantes algunas nociones de cómo identificar un rostro falso y se les informó, después de cada análisis, de si habían acertado o no. Con esa ayuda extra, su puntería subió al 59%. Eso sí, a los observadores les fue mejor en la primera mitad del experimento que en la segunda.

Comments are closed.