Icono del sitio últimas Noticias de Tecnología Geek Gadgets y Electrónica

Vivo V23 5G, análisis: el móvil que cambiará de color es mucho más que estos

, últimas Noticias de Tecnología Geek Gadgets y Electrónica
Anuncios

Renovarse o morir parece el mantra innato con el que crean cada móvil, especialmente si hablamos de marcas que se conceden dotar de añadidos llamativos más allá de lo necesario como reclamo. Y en el análisis del Vivo V23 5G nos encontramos un móvil para competir en gama media que ofrece una estética variable.

Lo decimos por esa trasera de cristal de fluorita, que en el modelo que hemos probado (el sunshine gold) nos permite tener un mismo móvil que será dorado o bien azul. No es magia, es física, pero veamos si más allá del efectismo el Vivo V23 5G está preparado para competir en la gama media más ambiciosa.

Ficha técnica de los Vivo V23 5G

VIVO V23 5G
PANTALLA AMOLED de 6,44 pulgadas
Ratio 20:9
FullHD+ a 2.400 x 1.080 px
Tasa de refresco de 90 Hz
PROCESADOR MediaTek Dimensity 920 5G a 2,5GHz
GPU ARM Mali G68
VERSIONES 8GB/128GB
12GB/256GB
RAM ampliable de forma virtual
CÁMARAS TRASERAS Principal: 64 megapíxeles f/1.89
Angular: 8 megapíxeles f/2.2
Macro: 2 megapíxeles f/2.4
CÁMARA FRONTAL Principal: 50 megapíxeles f/2.0
Angular: 8 megapíxeles f/2.28 105º
BATERÍA 4.200 mAh
Carga rápida de 44W
SISTEMA Android 12
Funtouch OS 12
CONECTIVIDAD Dual 5G
WiFi 6
Bluetooth 5.2
GPS
USB tipo C
DIMENSIONES Y PESO 157,20 × 72,42 × 7,55 mm
181 g
OTROS Lector de huellas en pantalla
Cristal de fluorita trasero
PRECIO Desde 499 euros

vivo V23 5G Smartphone, 12 GB de RAM + 256 GB de ROM, Doble Cámara Frontal con Enfoque Automático de 50 MP, Flash de Dos Tonos, Vidrio Que Cambia de Color, 6,44”(Stardust Black)

Un móvil, dos colores y cero estéreo

Usando como móvil personal de iOS un iPhone 13 Pro, no sabéis las veces que he tirado a colocar el Vivo V23 5G en el cargador MagSafe. Las dimensiones, materiales y formas recuerdan bastante a los smartphones de Apple, con unos bordes en ángulo recto que se alejan a las curvaturas que solemos ver en la mayoría de móviles actuales, además de la presencia del aluminio y el cristal en la estructura.

El Vivo V23 5G a la izquierda y el iPhone 13 Pro a la derecha.

La construcción y elección de materiales destilan calidad y resistencia, siendo un móvil algo menos cómodo que los que tienen bordes curvados (pero sin molestar, no cuesta acostumbrarse). Mención especial a la trasera mate que no se ensucia ni una pizca, sin que tampoco resbale.

Aunque el cambio literal de color se produce cuando recibe rayos ultravioletas, el propio reflejo del móvil ya deja ver esta dualidad. Estas fotografías se han realizado en un mismo momento, simplemente hemos variado el grado de inclinación lateral con respecto a la cámara.

Lo llamativo: el cambio de color de la trasera. Cuando no le dan rayos ultravioleta, el Vivo V23 luce dorado, mientras que al recibirlos pasa a ser azul, el mismo que podemos ver según cómo reflejemos la luz. ¿Sirve para algo? No. ¿Es novedoso? Sí. ¿Es igual de bonito de un color o de otro? Depende del gusto de cada uno, pero nos parece que en ambos casos es un móvil estéticamente a la moda y bastante sofisticado, alejado de otros diseños y materiales más juveniles o histriónicos.

En la base no hay hueco para el minijack de audio, sino para el USB tipo C, la bandeja de la SIM y el altavoz. Los botones físicos están a un lado, quizás un poco altos, y el lector de huellas está insertado en la pantalla.

Este lector de huellas funciona muy bien independientemente de qué animación configuremos, aunque el reconocimiento facial le suele ganar la partida (salvo que llevemos mascarilla). Este desbloqueo será efectivo en la oscuridad siempre y cuando acerquemos el móvil algo más gracias al recurso de iluminar la pantalla.

Hilando con la pantalla, el Vivo V23 5G presenta un panel AMOLED de 6,44 pulgadas con hasta 90 Hz de tasa de refresco y resolución FullHD+, con lo que no destaca entre los suyos pero a la vez está en lo mínimo que vemos en la alta gama.

Un panel que viene bastante saturado de fábrica incluso con el ajuste más bajo en este sentido, aunque no es algo que empobrezca la experiencia y en general es buena con él a nivel de temperatura de color y contraste, pudiendo hacer algunos ajustes en la configuración de pantalla. El brillo automático funciona bien y el máximo es suficiente para la correcta visualización cuando incide el sol directamente.

Ajustes de pantalla.

En cuanto a la tasa de refresco, cabe decir (anticipándonos al siguiente punto) que los 90 Hz se notan para bien, aunque no como en otros casos. Esto tiene relación con el rendimiento, como veremos a continuación.

A nivel de sonido nos parece que, al igual que el OPPO Find X5 Lite, no tiene ningún sentido la ausencia de sonido estéreo en un móvil que a ciegas se podría calificar como de gama alta. El altavoz único suena bien, pero queda un audio de calidad media y poco rico en rango dinámico y profundidad conforme a lo que podría haber sido.

Un buen procesador a la sombra de un software que luce menos de lo que se prometía

El Vivo V23 incluye el Dimensity 920, un procesador que apenas se distingue de su predecesor (el Dimensity 900 con un pequeño extra de potencia. En la práctica, junto a los 12 GB de RAM del modelo que hemos probado, notamos que da suficiente potencia como para mover cualquier tarea, incluso juegos pesados como el ‘Genshin Impact’, aunque no encontramos la fluidez que sí hemos visto en móviles muy parecidos como el Find X5 Lite (con 8 GB de RAM y el Dimensity 900). Un aspecto que achacamos a lo pesado del sistema en general, como ahora comentaremos.

Algo a destacar en este apartado, y para muy bien, es que cumplen lo prometido y el móvil no se calienta nada, disipando muy bien el calor en las partidas y usos más intensivos. Por último y como siempre, os dejamos por aquí los bechmarks del Vivo V23:

VIVO V23 5G OPPO FIND X5 LITE ONEPLUS NORD CE 2 5G REALME GT MASTER EDITION XIAOMI MI LITE 11 5G XIAOMI REDMI NOTE 10 PRO
PROCESADOR Dimensity 920 Dimensity 900 Dimensity 920 Snapdragon 778G Snapdragon 780G Snapdragon 732G
RAM 12 GB 8 GB 8 GB 8 GB 8 GB 6 GB
GEEKBENCH 5 730 / 2.118 705 / 2.186 694 / 2.141 788 / 2.759 798 / 2.883
3D MARK WILD LIFE UNLIMITED 2.266 1.980 4.661 (2.020 en Wild Life) 6.336 (Sling Shot) 7.279 (Sling Shot)
PC MARK WORK 3 7.682 7.844 7.996 12.697 8.012 8.520

Teniendo en cuenta lo que vemos en el mercado, las especificaciones de carga y batería no destacan a nivel de competitividad con una pila de 4.00 mAh y una carga rápida de 44 vatios, pero su rendimiento no está mal. La autonomía media es de unas 27 horas, pudiendo ser algo mayor si lo mantenemos a 60 Hz. Aunque por la diferencia y lo rápido que carga (unos 50 minutos), compensa tenerlo a 90 Hz y tener algo más de fluidez, ya que suele aguantar bien el día.

Resultados del test de autonomía de PCMark Work a 60 Hz.
Resultados del test de autonomía de PCMark Work a 90 Hz.
Resultados del test de autonomía de PCMark Work con el ajuste automático de tasa de refresco.

¿Y qué ocurre con el software? Que en este caso vemos Android 12 con Funtouch OS 12, la última versión de la capa de personalización del fabricante. Viene con bloatware (eliminable salvo la prescindibilísima app de Vivo.com) y sobre todo cargada de muchas herramientas, algunas bastante cuestionables como la de bloquear el teléfono. El móvil va bien y es muy completo en la parte de ajustes, pero como hemos anticipado le falta fluidez (y seguramente optimización).

Escritorio como viene de fábrica.
Apps de fábrica en el Vivo V23 5G.

Fotografía: la apuesta por la cámara frontal ha salido bien (pero no porque haya dos)

El dorado módulo trasero del Vivo V23 incluye tres lentes, de manera que lo que se desmarca en número es la parte frontal al incluir dos cámaras subjetivas. En total vemos lo siguiente:

  • Cámara principal trasera con sensor de 64 megapíxeles y lente con apertura f/1.89.
  • Sensor de 8 megapíxeles y lente gran angular con apertura f/2.2.
  • Sensor macro de 2 megapíxeles con lente con apertura f/2.4.
  • Frontal principal con sensor de 50 megapíxeles con lente con apertura f/2.0.
  • Frontal secundaria con sensor de 8 megapíxeles y lente gran angular con apertura f/2.28 y campo de visión de 109 grados.

La app de cámara se adapta bien a las prestaciones, siendo intuitiva y teniendo un buen funcionamiento. Los modos son editables y va bastante bien, teniendo pocos ajustes pero controles manuales para el HDR, la AI y otros aspectos.

En cuanto a la calidad de las fotografías, en general el Vivo V23 5G defiende bien y queda más o menos como otros rivales, aunque esperábamos que al detalle hubiese más definición teniendo en cuenta dónde compite. En abierto y con buena iluminación nos da buenos planos generales y macro (con la lente principal), así como retratos bastante acertados incluso en interiores.

Fotos en automático: en general no destaca sobre otros, quedando bien sin milagros de día y en abierto y con un buen rango dinámico. Los colores no acaban de estar equilibrados en algunas ocasiones (planos generales con luz abundante y cielo de fondo) y no siempre son del todo realistas sobre todo en cuanto a luminancia, y esperábamos que se defendiese mejor el detalle.
HDR: actúa de manera más notable en días nublados y salvando los cielos que el automático suele quemar, pero a veces es demasiado agresivo y puede dejar unos contornos aún más exagerados.
Fotos a 64 megapíxeles: puede darnos más definición en planos generales si vemos en detalle (por ejemplo, una cara a lo lejos que a 12 megapíxeles es una acuarela, en este modo la tenemos dibujada). Eso sí, no tenemos HDR y puede notarse en esas situaciones que mencionábamos con dicho modo.
Gran angular: obtenemos fotografías de calidad media, en la línea de lo que vemos en la mayoría de sensores parecidos (o iguales) de otros móviles. Bajo detalle, rango dinámico justo, colorimetría pareja a la cámara principal y también esos bordes demasiado marcados.

Modo noche: en automático tenemos exageración de contornos y alguna acuarela en los fondos. Según la escena, el modo noche interviene salvando un poco este aspecto y equilibrando el resultado, y será la salvación absoluta hablando del gran angular y su bajo resultado por la noche en automático.

Macro: nada que no hayamos visto antes. Son fotografías pequeñas que requieren condiciones muy favorables para ser correctas. De nuevo, una cámara de utilidad más que cuestionable y de puro relleno.

Retrato: destaca el buen recorte que hace, aunque el resultado no acaba de ser natural sobre todo en interiores. Pero suelen quedar bastante bien y hay posibilidad de añadir más efectos.

Cámara frontal principal: las fotos quedan en 12,5 megapíxeles (por pixel binning) y tienen bastante calidad en general, incluso de noche. Con el HD se obtiene ligeramente más definición y vemos colores e iluminación acertadas. En cuanto al gran angular, vemos menos detalle y unos colores más lavados. No obstante, para ser una frontal queda bien, sin deformar demasiado en los bordes y útil para fotos grupales.

Camara frontal de noche: Vivo incorpora además un doble flash frontal para aderezar el resultado de los retratos y será una ayuda en la noche, eliminando el exceso de sombras y ayudando a dibujar los contornos.

Desde su llegada al mercado español, lo que hemos ido viendo en vivo es una apuesta centrada en el diseño y en la fotografía. En este caso no vemos aquella estabilización tipo gimbal de las gamas superiores, pero sí esa doble cámara frontal y una construcción digna de la gama alta.

Esta doble cámara frontal, cuyo principal aliciente diríamos que es el doble flash o los 50 megapíxeles más que el gran angular, hace que sea un móvil quizás más propicio para quien quiera sacar jugo a los autoretratos, sobre todo si le seduce ese camaleónico diseño a lo iPhone del teléfono. Con un software optimizado, este móvil puede ser una buena alternativa si se busca algo en la gama media más próxima a la alta.

xataka

Salir de la versión móvil