Comida con gusanos y baños sin agua; así trabajaban empleadas de Foxconn que ensamblaban iPhone

De acuerdo con una investigación de Reuters, un grupo de trabajadoras de Foxconn ha dado a conocer las precarias condiciones en las que laboraban todos los días: con comida llena de gusanos, baños sin agua, etcétera.

Una reciente investigación de Reuters ha puesto, de nuevo, el foco en las condiciones en las que trabajan las empleadas de Foxconn, fábrica donde se ensamblan iPhones.

De acuerdo con dicho informe, un grupo de trabajadoras de la India ha dado a conocer los problemas que a diario se enfrentaban y que terminaron por cerrar la planta debido a una protesta en la que participaron más de 250 empleadas.

Al principio, se suponía que las condiciones en la fábrica serían distintas, pues había espacio para albergar a 250 mil empleados con salarios mensuales de 140 dólares, oferta que llamó la atención de las personas.

Sin embargo, ninguno se imaginaba que, una vez dentro, lo que ocurriría sería una de sus peores experiencias, pues, según lo que informa dicho medio, las empleadas trabajan en medio de grandes problemas de drenaje, intoxicación alimentaria, entre otras que, de alguna u otra forma, atentaban contra su salud.

No es la primera vez que Apple se ve envuelta en una polémica de este tipo, pues en distintas ocasiones varios trabajadores han dado a conocer las precarias condiciones en las que se veían obligados a trabajar, con largas y estresantes jornadas de trabajo, maltrato físico y psicológico, entre otras prácticas que terminaron por dañar la propia salud mental de los mismos.

E¡l caso de Foxconn, en la India, es distinto, pues, de inicio, la fábrica había decidido emplea únicamente a mujeres de zonas rurales bajo el argumento de que son menos propensas a sindicalizarse y protestar debido a que muchas de ellas son cabeza de familia.

DE INTERES
Otro iPhone, una misión espacial de "gente común" y cinco clics tecnológicos más

Además, dado que las empleadas vivían en zonas alejadas de la fábrica, se les habían asignado dormitorios con el fin de facilitar sus traslados en días laborales.

La situación llegó a su límite el día en el que varias de ellas fueron trasladadas al hospital tras haber ingerido comida podrida, hecho que fue recogido por la agencia Reuters y por otros medios locales.

Finalmente, el pasado 17 de diciembre se llevó a cabo una protesta masiva que, al final, terminó siendo reprimida por miembros de la policía de dicho país; sin embargo, una vez que el caso llegó a Apple, la empresa de la manzana decidió parar con la producción y comenzar a revisar qué es lo que estaba sucediendo.

Foxconn es una empresa de Taiwan que se dedica a la manufactura de productos electrónicos y de los principales fabricantes del iPhone, pero las trabajadoras laboraban en un contexto en el que no tenían las condiciones óptimas mínimas para hacerlo: comida con gusanos, baños sin agua, dormitorios abarrotados y sin medidas de precaución sanitaria, son solo algunas de las condiciones en las que iban a trabajar todos los días.

Hasta el momento, según lo señalado por Reuters, se siguen haciendo investigaciones en la zona y, de hecho, el propio gobierno ha exigido a Foxconn que asegure las condiciones de vida y de trabajode sus empleadas.

Fuente

Comments are closed.