La implementación del 5G en Latinoamérica

Centroamérica y el Caribe, 31 Marzo 2021.  Los datos más recientes de analistas como IDC nos muestran un importante incremento a nivel global en la comercialización de dispositivos 5G principalmente liderados por países asiáticos, Europa y USA. Bajo esta premisa, en regiones como Latinoamérica pronto veremos un auge de dispositivos con capacidades 5G especialmente en segmentos de gama media y alta.

Por ello es importante tener dos visiones de la implementación de 5G en Latam, una desde el punto de vista de las redes y otra desde una perspectiva de dispositivos, siendo estos últimos los que pronto veremos en nuestros mercados.

Comencemos por dar una perspectiva en las redes 5G

Aunque la llegada de 5G a la región se veía lejos en el panorama, algunos países vienen trabajando a un ritmo que ya permite incluso ver publicidad de operadores de servicios de comunicaciones dando a conocer sus planes para los usuarios finales, aunque por ahora solamente en el mundo de Internet fijo. 

Sin embargo, los avances entre países son desiguales y dependen no solo de los planes de los operadores –que en buena parte de la región son los mismos– sino de procesos políticos, disponibilidad de espectro y otros factores internos.

En otras regiones del planeta, las redes 5G continúan con un acelerado despliegue. Según un reporte de Global Mobile Suppliers Association (GSA), América del Norte, Asia Oriental y Europa se encuentran a la vanguardia de la implementación. Se estima que para marzo de 2021, 153 operadores en 64 países y territorios ya contaban con planes comerciales 5G.

La adopción global del 5G llegará a superar con creces a las anteriores generaciones. Se calcula que en 3 años y medio existirán más de 1.000 millones de usuarios, en comparación con los 4 años que tardó la red 4G y los 12 años, 3G. Y es que el número de equipos compatibles con esta red va en aumento, llegando a la marca de 404 modelos disponibles comercialmente, de los cuales 274 son Smartphones. Pero estas cifras cambian cuando nos concentramos en América Latina.

Nuestra región se encuentra actualmente invirtiendo fuertemente en las conexiones y equipos necesarios para el 5G. Para noviembre del 2020 se constató un total de 11 despliegues comerciales de esta tecnología en toda América Latina y el Caribe. Según Statista, se espera que las conexiones aumenten de 300.000 en 2020 a 62 millones para finales de 2025.

La Asociación GSM (abreviadamente GSMA), organización de operadores móviles y compañías relacionadas, explica en un reporte que los primeros servicios comerciales de 5G deberían comenzar este año. También estima que los operadores móviles latinoamericanos invertirán 99 mil millones de dólares para el despliegue de infraestructura entre 2019 y 2025.

Según el informe La economía móvil de América Latina 2019’, de GSMA, la cobertura de América Latina con 5G llegará a 7 % en 2025; mientras que la 4G, la generación anterior, irá por el 67 % en ese mismo año.

¿Y qué pasa con los dispositivos?

Es común que al hablar de 5G, todo el foco de atención se centre en las capacidades que brinda la red con altas velocidades de conexión,  baja latencia y funciones de conectividad impensables hasta la fecha, pero a la par de la evolución de las redes, los dispositivos como Smartphones, han tenido que dar grandes saltos para poder responder a esta “avalancha” de datos que traerán las nuevas redes.

Los Smartphones 5G deberán tener la capacidad de procesar datos en tiempo real, pero ¿cómo lograrlo? La clave de la evolución radica en el corazón de los Smartphone, su chipset. Este encapsulado de apenas unos pocos milímetros incorpora una electrónica muy compleja desde su método de construcción en el cual pasamos de tamaños de 16nm/12nm (nanómetros) en tecnologías de 4G, a  tan solo 7nm/6nm e incluso 4 nm en los próximos lanzamientos. Para tener una idea más clara, esto significa que estamos pasando de un promedio de 1 Billion de transistores a cerca de 10 Billones en un encapsulado similar. Esto equivaldría a multiplicar por 10 la población de una ciudad  en pocos años.  Toda esta capacidad extra de “población” representada en transistores, permite que los nuevos Smartphones de 5ta generación más allá de un modem de alta velocidad 5G puedan incluir más procesadores para diversas funciones como fotografía, inteligencia artificial, procesamiento gráfico entre otras tareas más.

MediaTek, la empresa taiwanesa de semiconductores, ya cuenta con la tecnología disponible para dispositivos móviles de quinta generación. Su familia de chipsets Dimensity están específicamente diseñados para impulsar esta tendencia. Los primeros dispositivos con 5G disponibles en la región se encuentran impulsados por la tecnología de MediaTek. Empresas como Xiaomi, Realme y Samsung ya incorporaron la tecnología Dimensity dentro de sus dispositivos (Redmi Note 10, realme 7 5G y Samsung A32 5G respectivamente). Los Dimensity 1200 y 1100 son los chipsets más recientes de esta familia especializada en 5G para teléfonos inteligentes de nivel insignia, lo que permite una nueva ola de teléfonos inteligentes 5G excepcionales con la mejor inteligencia artificial, cámara y multimedia de su clase para brindar experiencias increíbles que sin duda impresionará. 

“La familia de chipsets Dimensity  son un claro ejemplo de cómo los dispositivos de 5ta generación estarán abordando nuestro mercado, brindando una experiencia de usuario única. Sabemos que en paralelo están evolucionando las redes celulares 5G, pero desde ya podremos disfrutar de la mejor experiencia en procesamiento y funcionalidades multimedia”, comentó Alexander Rojas, Gerente de Ventas y Desarrollo de Negocios de MediaTek para Centroamérica y El Caribe.

 

0 0 votes
Valora Publicación
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments