Anuncios

La carga inalámbrica a través del Wi-Fi está en el horizonte

Sin-título-119

¿Que te parecería la idea de dejar atrás los cables? Bueno, investigadores de la Universidad de Washington lograron probar con éxito la carga mediante Wi-Fi. Con el siempre creciente número de dispositivos inteligentes y conectados en nuestras vidas y del auge del Internet, hay una gran y real necesidad de una manera más elegante para la carga que utilizando cables en todos lados.

Un reporte reciente en Wired, detalla como los investigadores equiparon una serie de dispositivos con sensores para conectarse a señales de Wi-Fi desde un router y convertir éstas en corriente continua.

El equipo quería que el sistema se integrará con la infraestructura Wi-Fi ya preexistente, así que lo que hicieron fue ponerle a un router Asus una actualización de software para hacerlo trabajar como una fuente de energía inalámbrica y un router de Wi-Fi convencional al mismo tiempo. Las baterías recargables instaladas con los sensores personalizados del equipo fueron cargadas hasta desde 28 pies de distancia, con una cámara trabajando a 17 pies de distancia y un sensor de temperatura a unos 20 pies.

Un número impresionante, sin duda, pero el proyecto está obstaculizado por el límiete de la Comisión Federal de Comunicaciones, el cual exige un watt de poder de salida en un router inálambrico. Por ejemplo, un cargador de iPhone tiene cinco watts y un cargador de MacBook Air tiene 45, entonces la regulación de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones por sus siglas en inglés) tendría que cambiar para que esta tecnología tenga algún valor práctico.

Los investigadores lograron instalar sus routers modificados en seis hogares en los alrededores de Seattle y están trabajando con fabricantes de hardware para poner en marcha una compañía y llevar esta tecnología a la corriente principal.

La tecnología de los investigadores aún no está lista para una adopción generalizada, pero sin embargo muestra grandes promesas. Los actuales sistemas de cargas inalámbricos son interesantes, pero no prácticos: los estuches de los cargadores para smartphones son voluminosos e incómodos en el mejor de los casos, y la carga inductiva es algo inútil considerando que su dispositivo tiene que estar conectado a fin de que funcione. Esta es la primera solución para las cargas inalámbricas que puede llegar a ser mejor que los cables en el caso de que lleguen a suplantarlos, y utiliza la energía que ya está a nuestro alrededor.

Anuncios

Dejar un comentario

Anuncios