Dragon Age: Inquisition

En Dragon Age: Inquisition, tendremos la oportunidad de crear un personaje, elegir su raza y clase, y decidir que papel jugará en su mundo a través de un montón de fantásticas aventuras que incluyen magia, elfos, enanos y dragones.

El nuevo título de la saga nos llega con un montón de buenas promesas y será sin duda uno de los videojuegos de este fin de 2014. Los jugadores pueden jugar como un humano, enano o elfo al igual que en Dragon Age: Origins y además, también se puede jugar por primera vez como un Qunari. La acción ocurre en el continente de Thedas, el mismo mundo de fantasía de los dos anteriores juegos.

La historia de Dragon Age: Inquisition tendrá una composición mucho más abierta en contraste con sus predecesores, donde las historias eran más lineales. Esta secuela estará influenciada por juegos con mundos más abiertos tales como los de la ya mítica saga The Elder Scrolls de Bethesda Softworks.

“El mundo que nos ofrece esta entrega es absolutamente enorme, y estará dividido en regiones separadas que se irán desbloqueando a medida que avanzamos y que se podrán visitar desde el mapa del mundo”

Gráficamente el juego es magnífico, los escenarios están detallados y tiene algunas vistas espectaculares. Todas las áreas ofrecen escenarios que se extienden en la distancia, con castillos de envueltos en niebla y esculturas del tamaño de montañas que asoman en el horizonte. Aunque permite buenas capturas de pantalla, es en movimiento donde realmente disfrutaremos, mientras el viento mueve la hierba y los árboles se mecen en la brisa.

Los jugadores asumen el papel del Inquisidor y conducen las fuerzas de la Inquisición. Como líder de la Inquisición, los jugadores pueden elegir y tomar decisiones, como enviar fuerzas a un área para capturar o proteger sus fuertes. Una vez capturados, nuevas secciones del área pueden pasar a estar disponibles y permitir una mayor exploración, aceptar nuevas misiones y conseguir mejores recompensas. Tendremos que tomar multitud de decisiones morales, cada una de las cuales afectará a la historia en menor o mayor medida, a menudo complicadas y obligándonos a decidir en quien confiamos y en quien no.

Los jugadores que jueguen a Inquisition sin haber jugado los dos primeros juegos de Dragon Age, probablemente tendrán que hacer un poco de lectura e instruirse acerca del mundo, su política, y específicamente la guerra civil que asola a Orlais, la nación junto a Ferelden (Dragon Age: Origins), y tal vez echarle un ojo a algunas entradas en la wiki de Dragon Age sólo para poder seguir la historia cómodamente. Además, varios de los giros argumentales de la trama se basan en el conocimiento de ciertos eventos, muy específicos, de los juegos anteriores. Incluso los jugadores experimentados querrán ponerse al día acerca del misticismo élfico, el imperio de Tevinter o la leyenda del profeta Andraste.

El mundo que nos ofrece esta entrega es absolutamente enorme, y estará dividido en regiones separadas que se irán desbloqueando a medida que avanzamos y que se podrán visitar desde el mapa del mundo. En total siete inmensas zonas en el juego (además de varias otras más pequeñas), y cada una diferente. Hay un extenso desierto, un frondoso bosque Élfico, un lluvioso litoral, llanuras devastadas por la guerra, un pantano embrujado, un oasis misterioso, y más. Seremos libres para explorar a nuestro gusto siempre que no estemos en medio de alguna de las misiones principales, que nos limitarán debido a exigencias del guión.

“Este sistema de combate permite a los jugadores hacer una pausa en el juego, permite la colocación de trampas, asignar lugares y dar órdenes a los personajes en su grupo y luego reanudar el juego para ver que ocurre”

El juego contará con dos sistemas de batalla distintos. El primero es parecido al que podemos encontrar en la mayor parte de RPGs de lucha, incluyendo Dragon Age II. Este sistema está orientado a la acción y sigue al jugador en el típico estilo de cámara en tercera persona, sobre el hombro del personaje. El segundo es más cercano al de un viejo juego de rol clásico, como en la maravillosa saga Baldu’s Gate o Neverwinter Nights, y funciona como en Dragon Age: Origins. Este sistema de combate permite a los jugadores hacer una pausa en el juego, permite la colocación de trampas, asignar lugares y dar órdenes a los personajes en su grupo y luego reanudar el juego para ver que ocurre. Durante el uso de este segundo sistema, más estratégico, la cámara nos dará una vista desde arriba hacia abajo. Este sistema de combate se llama Táctical View. Además los jugadores son capaces de tomar el control de cualquier miembro de su grupo durante la batalla y utilizar cada personaje y sus habilidades especiales para ayudarlos contra determinados tipos de enemigos.

Además el aspecto romántico del juego se ha revisado y los romances ocurrirán en reacción a eventos y variables específicas para cada personaje e incluyen escenas de sexo solo para adultos. Inquisition también incluirá un modo multijugador cooperativo.

En resumen, una propuesta interesante para cualquier aficionado a los videojuegos e, indudablemente, será un estreno imprescindible para los amantes de los juegos de rol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: